El mundo entero está acostumbrado a que los futbolistas de primera categoría lleven una vida plagada de lujos; viajes en aviones privados, ropa de diseñador, cortes de cabello extravagantes y una arrogancia hacia todo lo que los rodea, inclusive sus fanáticos.

LEE: Peligra el Mundial para Dani Alves

Pero en el mundo de la altanería y soberbia futbolísticas, aún hay lugar para quienes mantienen los pies sobre la tierra, la humildad ante todo y respetan sus raíces, su gente, su país y sus fans. Ente ellos está Edinson Cavani.

Edinson Cavani no es como cualquier otro jugador. El delantero de Paris Saint-Germain, y miembro de la selección uruguaya de fútbol, mostró su sencillez comportándose como cualquier otro ciudadano en su visita a su ciudad natal, Salto.

LEE: ¿Cuál selección es la que más viaje en Rusia en el Mundial?

Alejado del vanidoso mundo de la ropa de diseñador que usualmente viste a los futbolistas reconocidos, Cavani siempre se viste de forma casual como cualquier otro ciudadano, tal como iba vestido cuando se subió al transporte público en camino a Montevideo para reunirse con la selección nacional.

El delantero se cruzó y saludó a las personas ordinarias de la ciudad quienes lo acompañaron en el transporte público, demostrando que el dinero no le ha cambiado los valores.

Se cree que Cavani gana alrededor de 13 millones de euros al año, equivalentes a más de 15 millones de dólares americanos. Su salario está solo por debajo de Kylian Mbappé y Neymar. Tras la partida de Zalatan Ibrahimovic de la capital francesa, el salario del uruguayo fue, por un breve tiempo, el más alto en toda la Ligue 1, antes de que sus compañeros de equipo se unieran el verano pasado.

Las imágenes de Cavani no son las únicas que han ayudado a quitar el estigma de futbolistas como figuras arrogantes. Cavani es solo uno de los muchos que dan una buena imagen y ejemplo al público, mientras que los salarios de muchos se han hecho exorbitantes.

NO ESTÁ LIBRE DE POLÉMICA

Cavani, humilde y todo, tampoco se ha visto fuera de la polémica y el escarnio, además del juicio por las audiencias digitales, después de que a finales de mayo se dieran a conocer imágenes de él en un viaje de cacería con sus amigos.

En la publicación se veía a Cavani posando alegre junto el cadáver de un jabalí salvaje que, junto a sus amigos, acababa de cazar.

LEE: El Mundial del ’78 deja al campeón un sabor amargo

Miles de personas se ofendieron ante la “innecesaria muestra de crueldad animal” del futbolista, y lo condenaron a la crítica pues a los fanáticos no les gusta ver muestras de maltrato animal.

La cacería de jabalíes es legal en Uruguay, donde este animal es visto como una plaga, pero este dato poco le importó a los defensores de los derechos animales.

Nickys Sports