Los orientales llegan al Mundial envueltos en un debate respecto a su entrenador y los jugadores estrellas que no encajan en su visión de juego. Ya un tradicional invitado a la Fiesta del Fútbol para el continente asiático, los “samurais azules” van con un plan diferente al de los últimos años a intentar dar el golpe que hace mucho tiempo amenazan con dar.

¿Cómo clasificaron?

Japón fue el ganador del grupo B, apenas superando por un punto a Australia y Arabia Saudita. Sin embargo no fue un camino fácil para los nipones con 6 victorias, 2 empates y 2 derrotas, incluyendo sorprendentes igualdades con Irak y Tailandia.

¿Cómo le fue en Mundiales?

La primera actuación fue en 1998,donde compartieron grupo con otro debutante, Croacia. En 2002 llegaron por primera vez a segunda ronda, en el Mundial que organizaron junto a Corea del Sur. En 2010 volvieron a llegar a octavos de final pero nunca superaron esa ronda, que es prácticamente el objetivo que tienen para Rusia 2018: colarse entre los 8 mejores del mundo

¿Cómo juegan?

Durante muchas décadas Japón siempre tuvo en mente que el fútbol se juega de una manera: estilo de posesión, paciencia y mucho toque. Pero desde que es entrenada por Vahid Halilhodzic, el estilo cambió drásticamente, priorizando la recuperación profunda, las transiciones rápidas y los ataques precisos y cortos. Esto generó un debate en la isla, ya que muchos jugadores de renombre (Kagawa, Okazaki, Honda) fueran relegados para acomodarse al estilo de juego.

¿Quiénes son las figuras?

Maya Yoshida del Southampton inglés es el corazón del equipo, el capitán y quién marca el estado de ánimo de Japón desde la zaga central. Yosuke Ideguchi es un mediocampista central que a futuro promete mucho, y es jugador del Cultural Leonesa español. Es muy rápido y tiene excelente visión de juego.