En el medio de un tumultuoso recambio generacional, que incluyó dos dolorosas y duras eliminaciones en Brasil 2014 donde quedaron fuera en fase de grupos, y la derrota ante Italia en la Eurocopa 2016, España ha mantenido una identidad a pesar de los cambios de nombres desde aquella victoria en Sudáfrica 2010. Julen Lopetegui ha entendido que ciertos jugadores de mayor edad le dan personalidad futbolística, mientras que ha incorporado que ha entrenado en la sub-21 (campeona de Europa) para crear una plantilla de edad más equilibrada y con hambre de ganar más títulos.

¿Cómo clasificaron?

España se tomó venganza de la victoria italiana en la Euro, relegando a la Azurra a un segundo puesto. “La Roja” finalizó las eliminatorias invicta y con apenas 3 goles en contra. La victoria 3-0 ante Italia fue quizás el punto de inflexión, donde ya se perfilaba como el equipo a ganar el grupo.

¿Cómo le ha ido en Mundiales?

Sin ser uno de los equipos más ganadores de la historia a pesar de siempre contar con plantillas talentosas, España ha estado presente de manera ininterrumpida en Mundiales desde 1978, con resultados varios: algunas participaciones terminaron en primera ronda y otras en cuartos de final. Obviamente se destaca la victoria en Sudáfrica 2010, ganándole a Holanda por la mínima diferencia gracias a un gol de Andrés Iniesta.

Thiago Alcántara es uno de los que le da vuelo futbolístico a “La Roja”. Foto: Getty

¿Cómo juega?

Pese al recambio de entrenador con la entrada de Julen Lopetegui en reemplazo de Vicente del Bosque, España se ha mantenido fiel al principio del fútbol de posesión, atractivo y ofensivo. Con la seguridad de contar con uno de los mejores porteros de Europa en David de Gea y con una defensa comandada por Sergio Ramos, creatividad es lo que sobra, con el liderazgo de Andrés Iniesta, Isco, Sergio Busquets y David Silva.

¿Quiénes son las figuras?

La figura indiscutible de este equipo es Andrés Iniesta, corazón, cerebro y tiempista. El juego de España depende de él, quién marca el ritmo de la orquesta. Lo secundan los líderes de la revolución: Isco y David Silva, otros creativos con más explosión pero con un ojo clínico para el espacio y el pase incisivo heredado de la mente del futbolista del FC Barcelona.