El equipo sueco regresa a los Mundiales luego de su participación en Alemania 2010. Tras su participación en la Eurocopa de hace dos años, tanto Zlatan Ibrahimovic (posiblemente su jugador más conocido) como el entrenador Hamren dejaron el seleccionado, para darle el puntapié inicial a una muy necesaria renovación generacional, que ya está empezando a dar sus dividendos.

¿Cómo clasificaron?

Suecia quedó como segundos en el grupo A detrás de Francia y relegando a un tercer puesto a Holanda, que se cimentó tras una casi milagrosa victoria 8-0 ante Luxemburgo cuando necesitaban 8 goles para superar a Holanda en diferencia de gol. Como último escollo no estuvo nadie más y nadie menos que Italia, que tras una victoria 1-0 como local y soportar los embates “azurros” en Milán, Suecia eliminó a un histórico para hacerse de un ticket para este Mundial-

¿Cómo le fue en Mundiales?

Hasta 1966, Suecia era una de las naciones futbolísticas más importantes y exitosas del Mundo: sin ganar un mundial, lograron un subcampeonato, un tercer puesto y un cuarto puesto. Posteriormente, salvo un tercer puesto en el Mundial de 1994, Suecia ha tenido participaciones esporádicas y deslucidas, entre quedarse en fase de grupos o en octavos de final.

¿Cómo juega?

Suecia es un equipo que podría definirse con la palabra “disciplina”. Es un equipo rígido, que no rompe el 4-4-2, que intenta defenderse al máximo y buscar que sus delanteros logren controlar los pelotazos aprovechando su altura. Es un equipo que es feliz otorgándole la posesión a los rivales y aprovechar espacios y la pelota quieta gracias a su excelente juego aéreo.

¿Quienes son sus figuras?

Al contrario que a principio de siglo donde sus principales jugadores eran parte de equipos ganadores de las principales ligas europeas, actualmente su principal figura es un jovencito que se desempeña en el RB Leipzig alemán: Emil Forsberg.