¡Allez les bleus! Francia conquistó su segunda Copa del Mundo este domingo tras vencer a Croacia en la final de Rusia 2018 con marcador de 4-2.

Es su segunda Copa del Mundo desde la obtenida hace 20 años, en 1998, cuando Francia fue la sede.

Los goles de Francia fueron un autogol de Mandzukic, Griezmann de penalti, Pogba y Mbappé. Por Croacia marcaron el mismo Mandzukic y Perisic.

LEE: Bélgica se lleva el tercer sitio en el Mundial de Rusia

Croacia, en tanto, termina en segundo lugar, el mejor resultado en un Mundial para la nación balcánica con una población estimada de poco más de 4 millones de habitantes.

Croacia había llegado a semifinales en el Mundial de Francia 1998.

Francia participó en la primera edición de la Copa del Mundo en Uruguay 1930. Esta es la 15 oportunidad que los galos participan en el máximo evento del fútbol mundial.

 

LA ANTESALA DE LA FINAL

Los franceses ratificaron su posición de favoritos desde el comienzo del certamen y en el camino eliminaron a selecciones de peso: Argentina, Uruguay y Bélgica. Tiene una de las mejores nóminas de la copa y ha mostrado momentos de brillantez: el buen juego de sus figuras —Griezmann, Mbappé, Pogba, Kanté, Umtiti y el arquero Lloris— ha bastado para asegurar triunfos sin necesidad de prórrogas o penaltis. Cinco victorias y un empate los llevaron a la final.

VIDEO: ¿Quién ganará el Mundial?

Del otro lado está Croacia, la selección sorpresa del Mundial y más querida por los aficionados al no ser potencia histórica. Pero el plantel croata no tiene qué envidiarle a Francia: comandados en el mediocampo por Modric y Rakitic —figuras en la Liga de España—, con la confianza bajo el arco de Subasic y los goles de Perisic y Mandzukic, los balcánicos tenían con qué levantar la copa. Su camino fue más angustioso, aunque no por eso menos glorioso: aunque en la fase de grupos no tuvieron inconvenientes en superar a Argentina, Nigeria e Islandia, tuvieron que ir a penaltis con Dinamarca y Rusia y a Inglaterra la eliminaron en prórroga. Cuatro victorias y dos empates.

 

UNA INTERRUPCIÓN ACTIVISTA

El grupo de protesta ruso Pussy Riot reivindicó la breve interrupción ocurrida durante la final de la Copa del Mundo en Moscú el domingo.

En un comunicado, sus integrantes dijeron que ellas habían protagonizado la invasión al campo para llamar la atención sobre lo que llamaron el gobierno autoritario del presidente de Rusia, Vladimir Putin.

LEE: Refugiados de la Guerra de Yugoslavia podrían ser campeones del mundo

En el comunicado publicado en Twitter y Facebook el grupo pide la liberación de presos políticos, frenar el arresto de manifestantes opositores y acabar con el encarcelamiento de ciudadanos por sus publicaciones en redes sociales.

 

Sefa Karacan/Anadolu Agency/Getty Images

El comunicado hacía referencia al caso de Oleg Sentsov, un cineasta ucraniano quien fue sentenciado en 2015 por lo que una corte militar rusa calificó de complot terrorista. Sentsov afirma que es inocente y ha realizado una huelga de hambre.

El personal de seguridad detuvo rápidamente la invasión del campo, sacando a rastras a uno de los manifestantes.

Otro de los manifestantes pudo saludar a uno de los jugadores antes de ser sacado del campo.

El juego se renovó rápidamente. Francia venció a Croacia con marcador de 4-2 y ganó la copa.

Deja un comentario