La FIFA  ha sido clara en que hay cero tolerancias contra acciones de racismo, homofobia y cualquier muestra de odio por parte de la afición en los partidos de fútbol, pero los hinchas mexicanos parecen no entender y eso ya salió caro, pero podría ser peor.

El organismo disciplinario de la FIFA sancionó a la Federación Mexicana de Fútbol (FMF) con una multa de 10 mil francos, alrededor de 205 mil pesos o 10 mil dólares, por “cantos discriminatorios e insultantes”.

Esto luego de que en la primera mitad del partido entre Alemania y México, que resultó ganador, se escuchara el “eh p…”, un cantico clásico por parte de la afición mexicana y que previó al Mundial se prohibió por ser un insulto homofóbico.

El castigo podría ser aun peor si los aficionados mexicanos que llegaron a Rusia para apoyar a su selección insisten en el grito homofóbico, opacando la felicidad que millones de mexicanos viven por el excelente desempeño de la Selección Mexicana en su primer partido.

LEE: Aficionados mexicanos insisten en grito homofóbico en Rusia

“La Comisión Disciplinaria de la FIFA podrá imponer sanciones más severas en contra de la Federación Mexicana de Fútbol Asociación”, esto en caso de que el incidente se repita, según dice el comunicado.

El código disciplinario señala como infracciones graves el veto de los aficionados, perder un partido automáticamente tres goles a cero, o incluso “la exclusión de la competición”, detalla Animal Político.

Guillermo Cantú, directivo de la Federación Mexicana de Fútbol, dijo que entiende que para la afición se trata de una fiesta, pero que se debe cambiar el grito.

“Hemos platicado con FIFA para ver si podemos hacer algo en conjunto. Una de las cosas que ellos comentan, desde antes del Mundial, era la posibilidad de sacar personas, inclusive quitarles el Fan ID, lo que sería muy lamentable”, advirtió el directivo.

LEE: México se entrenó pensando en Corea

Mientras la Selección Mexicana se prepara para asegurar su lugar a la siguiente ronda, que dependerá del resultado del partido contra Corea del Sur, la controversia por el grito homofóbico se ha apoderado de las redes sociales.

A pesar de las sanciones, para algunos aficionados se trata de una exageración y siguen sin ver algo mal en el grito, mientras otros piden desistir de él para no afectar los puntos de la Selección Mexicana.

Solo falta esperar hasta el sábado para ver si la afición presente en Rusia entendió el mensaje con esta última multa de la FIFA contra la FMF.