Golpe duro para Perú en su regreso a un Mundial de fútbol por primera vez en 36 años, su máxima estrella y capitán, Paolo Guerrero, no podrá jugar en Rusia 2018.

Guerrero fue sancionado por la Comisión Disciplinaria de la FIFA “al haber dado positivo por una sustancia prohibida”.

El jugador, que cumplirá 34 años en enero, dio positivo por el “metabolito de la cocaína benzoilecgonina” tras el control realizado después del empate en las eliminatorias contra Argentina en Buenos Aires, jugado el pasado 5 de octubre.

La sustancia está incluida en la lista de prohibiciones de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) en la clase “S6: estimulantes”.

Sin embargo paolo Guerrero afirma que lo único que él hizo fue tomar un té de hoja de coca.