Conocida mundialmente por el Kremlin, Moscú es mucho más que ese monumento histórico. Moscú es la capital del país ruso y una de las ciudades más grandes de toda Europa, donde su población total sólo es superada por Estambul.

Además, durante la historia fue capital de diferentes estados como el el Ducado de Moscú en la Edad Media o la Unión Soviética.

Dentro de sus lugares más icónicos está la Plaza Roja, el Kremlin (una forteleza que hoy es donde reside el presidente de Rusia), la Catedral de la Asunción, la Universidad Estatal, la Catedral de Cristo Salvador y el teatro Bolshoi.

Durante la época de verano Moscú puede tener unos días muy cálidos como unas noches bastante frescas también. Económicamente hablando no sólo es la segunda ciudad más cara para vivir del mundo, superada por Tokyo, sino que es la ciudad con mayor cantidad de multimillonarios residentes.

Con dos estadios en el Mundial, Moscú será testigo de la inauguración, del primer partido de Islandia en Mundiales, del Alemania – México, y de la final.