Muchas veces conocemos las historias de aquellos futbolistas que han luchado contra todo tipo de adversidades para poder cumplir su sueño, y hasta jugar el Mundial. Pero algunos no son casos tan conocidos, simplemente porque cumplen otro rol. 

Ese es el caso de Gabriel Victoria, de 45 años, que ha sido seleccionado para impartir justicia en el Mundial que se disputará el mes que viene junto a su compatriota John Pitti en representación de Panamá.

Lo interesante de la historia de Gabriel Victoria es que no sólo se dedica al referato futbolístico, sino que también es recolector de basura hace ya 25 años. De lunes a viernes se levanta a las 3.40 para empezar a recolectar la basura a las 5 de la mañana.

Tras un breve descanso, a las 5 de la tarde, comienza con su rutina de entrenamientos.

El ser árbitro no es una tarea sencilla, ya que en Panamá como en muchos otros países, no tienen un salario fijo sino que es por partido asistido, además de los habituales insultos que ellos reciben juego tras juego.

Así es que desde el 2 de junio, día que viajará a Rusia, Gabriel Victoria trabajará y estará presente en el Mundial por primera vez al igual que el equipo del “Bolillo” Gómez, tratando de dejar en alto a toda una nación ante los ojos del mundo.