La consagración de Diego Armando Maradona como uno de los futbolistas más notables en el mundo es lo que más se recuerda del mundial de 1986 con la jugada conocida como La Mano de Dios, una trampa que nadie puede olvidar pero que muchos siguen aplaudiendo.

La primera hazaña fue mexicana, Colombia iba a organizar el mundial del 86 y desde 1974 estaba definido pero en el 82 declinaron por la falta de infraestructura así que las propuestas de Canadá, Estados Unidos y México resurgieron y la FIFA optó por el país con experiencia en la organización 16 años antes.

1985 fue un año difícil en México pues se registró un terremoto en el Distrito Federal, en la capital del país que dejó más de 20 mil muertes oficialmente registradas.

LEE: ¿Cuál selección es la que más viaje en Rusia en el Mundial?

La FIFA consolidó su esquema de competencia, pues quedaba claro el esquema de grupos y de clasificación de puntos en el que pasaban 2 por cada uno de los 6 grupos y los mejores terceros lugares a una fase de octavos de final.

Diego Armando Maradona llegaba con buenas expectativas que fueron superadas luego de su paso por el Barcelona y se mostró como el líder de Argentina desde el primer encuentro.

México logró llegar al famoso “quinto partido” y lo perdió contra Alemania Federal que llegaría a la final y serían derrotados por Argentina 3 a 2.

Gary Lineker de Inglaterra fue el campeón goleador con 6 anotaciones y Maradona quedaría en segundo empatado con Careca de Brasil y Emilia Butragueño de España con 5 anotaciones.

Argentina ganó 2 a uno el encuentro en cuartos de final contra Inglaterra en donde se registró el gol conocido como La Mano de Dios que fue la primera anotación antes del minuto 6 de iniciar el primer tiempo.