El mundial de 1962 fue recibido con mucha desconfianza ya que el país anfitrión, Chile, acababa de sufrir una gran tragedia debido al terremoto que destruyó parte del sur del país.

LEE: El día que Brasil lloró en 1950, el único mundial sin final

Con mucho esfuerzo el país logró organizar el mundial, sin embargo, los esfuerzos quedaron a un lado, ya que el Mundial Chile 1962 será recordado por muchas otras cosas como la violencia en los partidos que estuvo casi a la orden del día, por los pocos goles anotados y la escaza asistencia en los estadios.

El partido más destacado y bautizado como “La Batalla de Santiago”, fue el que enfrento al anfitrión Chile contra Italia el 2 de junio del mismo año.

Durante el mundial, la prensa Italiana había hecho eco de la pobreza de Santiago de Chile.  Días antes del partido, la prensa chilena reprodujo la información de los medios lo que calentó en exceso el ambiente.

Fue tan tenso el ambiente, que los mismos jugadores tuvieron altercados en el campo provocando la furia de la afición y la intervención de la policía.

El Mundial de Chile 1962, fue uno de los más violentos que se recuerdan.  Al tercer día del torneo ya había 34 lesionados, mientras que al cuarto día, 50 jugadores se encontraban lesionados.

La Selección de chile cumplió con su mejor actuación de su historia en un mundial, llevándose el tercer lugar del campeonato, mientras que Brasil ganó la copa, repitiendo su victoria de 1958 en Suecia.

LEE: 9 curiosidades del Mundial del 38, cuando Italia fue campeón

Nickys Sports