La grandeza de Rusia es territorial, cultural e histórica. Los mitos han hecho que muchos tengan miedo de acercarse y aquí daremos fin al menos a los 5 mitos más comunes que hay sobre el país con mayor extensión territorial.

El primer mito es que el idioma ruso es difícil. Realmente es igual que aprender otro idioma, que es una mezcla entre lenguaje y cultura, pues los usos y costumbres determinan la forma en la que te debes de conducirte en sociedad. Una de las grandes ventajas es que el ruso es de los idiomas que se leen tal como se escriben.

El segundo mito es el clima, pues supuestamente hace frío todo el año. Es completamente una mentira, pues todo depende del lugar donde se ubiquen, pues hay zonas con temperaturas que lleguen a menos 30 centígrados, otros con inviernos de menos 10 grados pero hay veranos que alcanzan a los 30 centígrados de calor. Lo que comúnmente se hace, es pensar que todo el país tiene el cliché de las postales de Siberia.

El tercer mito es que todos los habitantes toman mucho vodka. Aunque es la bebida tradicional y de mayor producción, se estima que 1 de cada cuatro rusos no bebe alcohol de ningún tipo y hay estudios de mercadotecnia que indica que las mujeres prefieren el vino y los jóvenes empiezan a brindar con cerveza.

El cuarto mito es sobre el comunismo. Aunque en Rusia la organización política fue comunista cuando regía la URSS, Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas fue en 19991 cuando cambió el sistema de gobierno. La economía es capitalista aunque la filosofía de algunos partidos es socialistas.

El quinto mito es que la gente de Rusia es muy fría. Realmente la personalidad no es homogénea, realmente la cultura es muy reservada, tanto en la forma de saludar y dirigirse ante personas desconocidas o con un trato formal.